Amor en la nieve es un amor alegre.

El invierno nos trae tantas cosas bonitas que aunque el frío se cale en nuestros huesos es imposible resistirse a disfrutar de las experiencias invernales. Abrigarse bien, poner una gran sonrisa y apretar bien la mano de nuestra persona amada para que ni la nieve ni el frío intenso nos eviten el disfrutar.