Soy un chulito y hago lo que me viene en gana.

Ya sé que piensas que soy un chulito y tienes algo de razón. En realidad hago lo que me viene en gana en todo momento. Si quiero fumar, fumo. Si quiero tumbarme aquí o allá también lo hago y si quiero andar descalzo pues lo mismo. Lo que no hago es pensar en lo ridículo que resulta a veces todo lo que hago por ser un rebelde sin causa.