Cuando me he bebido varias copas y el camarero me ofrece algo para picar.