Déjame volver a casa por favor.

Pedir perdón a veces no es suficiente. Esforzarnos al máximo para lograr que nos dejen volver a casa, que nos perdonen para lo que poner cara de no haber roto un plato puede que no sea suficiente. Hacer un bonito detalle, eso sí creemos que puede funcionar, y lo intentamos todo. Solo queremos que nos dejen volver a casa.