Este es mi árbol y no lo suelto.

Esta dulce cría de Koala en cautividad, no quiere dejar su árbol una vez que ha encontrado algo a lo que trepar.