Gato observando la nieve caer.

Por lo general a los gatos especialmente les gusta estar al resguardo bien calentitos, pero cuando nieva algo especial inunda el ambiente que nos hace ignorar el frío invierno, quedamos hipnotizados por la belleza de los copos de nieve caer del firmamento.