La belleza de la amanita muscaria.

Toda forma de vida al contemplarla nos desvela secretos inimaginables. El desarrollo de cualquier especie animada es mejor que cualquier escena fabricada por el hombre porque la naturaleza es inigualable y conviene conocerla y tratarla con precaución. La belleza de la amanita muscaria no nos hace predecir su toxicidad, es una pequeña de tantas trampas que la naturaleza pone a los que no la conocen bien.