La hora del té.

La hora del té es un momento sagrado para los amantes de las bebidas a base de agua y hierbas aromáticas. Un placer para los más delicados paladares que nos ofrece un sin fin de variedades para todos los gustos que reconfortan nuestro cuerpo sobre todo en el frío invierno.