La vida con una sonrisa se lleva mejor.

No existe ningún motivo para dejar de sonreir. La sonrisa es un arma poderosa para combatir el ataque sorpresa de los estados de ánimo negativos. Siempre dispuestos a sonreir ante cualquier situación o adversidad será imposible que nos venzan, es la mejor forma de luchar.