Nada emocionante para grabar

Con las nuevas tecnologías y el uso de cámaras en el coche, a veces nos encontramos con escenas totalmente surrealistas e imprevistas.