Pobre árbol de navidad.

Mi gatito se puso la mar de contento cuando monté el árbol de navidad y ahora entiendo porqué. Se cree que todos los brillantes y vistosos adornos navideños son para comer y él es un gatito muy glotón.