Quiero llegar a las nubes.

El deseo de llegar alto, coger el impulso suficiente para llegar a rozar las nubes y sentir la adrenalina en nuestros estómagos, la emoción de la experiencia recorriendo nuestro cuerpo en las subidas y en las bajadas, en la cima y en los valles, disfrutando así de todo el recorrido por el que nuestros deseos nos llevan.