Te mereces esto y mucho más.

Mereces que te preste atención y que todas las mañanas tengas las más bellas flores a tu disposición, porque lo mereces todo y no me cansaré de atender todas tus necesidades. Solamente verte contenta ya me hace muy feliz.