Una ducha rápida muy divertida.

A veces nos resulta muy difícil arrastrar a nuestros hijos a la ducha ya que no quieren ausentarse de sus juegos y les parece aburrido. La solución a ambas cuestiones la tenemos con un ingenioso invento en el que sin dejar de columpiarse reciben su aseo diario. Querrán ducharse todo el tiempo.