Una primavera lluviosa y tranquila.

La primavera, cuando los árboles y plantas florecen de nuevo tras el duro invierno solo con la ayuda del agua de vida, y el gran astro, el sol. Ese olor a tierra mojada que va a alimentar toda la vegetación para que contemplemos la belleza de su creación.